martes, 15 de mayo de 2012

MOUSSE DE POLLO.

No sé por que nunca me gustó mucho el pollo. Cuando era chica lo encontraba tan feo, que nisiquiera era pena por el animalito que mataban, era que encontraba horrendo como se veía el pollo en el plato... Pero bueno, crecí y a pesar de que aún no me vuelvo fan del pollo, si lo como y si lo disfruto. Pero claro, tengo que encontrar nuevas formas y nuevas recetas de comerlo, para no aburrirme y para re-encantarme con este alimento que para mi siempre fue tan peculiar.
Esta receta es rica y te puedes asegurar de que va a gustar a quien se la hagas. Lo mejor de esta, es que puedes usar el mousse para acompañar un arroz, puré, etc., o como una pasta para el pan y queda maravilloso, creeme.



Ingredientes:
- 2 tazas de pollo cocido (cortado en cuadritos o desmenuzado)
- 1 taza de leche.
- 1 taza de crema de leche. (2 tarros pequeños o uno grande)
- 2 yemas de huevo.
- 1/2 taza de cebolla picada. (lo más fina posible)
- 1/2 taza de caldo. (guardada de la cocción de pollo)
- Aliños.
- 1 cucharada de gelatina sin sabor.

* Puedes agregar otras cosas como choclo, pimentón, champiñones. Esta es la base de la receta y tu puedes innovar.

Preparación:
Calentar media taza de leche y mientras batir las yemas del huevos y agregar la otra mitad de la leche, la que está fría, una vez que estén bien mezclados y la leche caliente, incorporar la leche caliente sin dejar de revolver a la otra preparación. Ahora es momento de aliñar y poner la cebolla. Cocinar a fuego bajo hasta que espese. Disolver la gelatina en el caldo de pollo y agregar a la preparación anterior. Revolver bien y agregar el pollo. Revolver nuevamente y dejar entibiar. Ahora batir un poco la crema y agregar a la preparación y agregar poco a poco sin dejar de revolver a la mezcla del pollo. Ahora batir con la mini pymer hasta que se forme una pasta. Poner en moldes individuales o una fuente grande y llevar al refrigerador para dar un golpe de frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada