lunes, 5 de septiembre de 2016

AL FIN PROBÉ: MASKA.

Y leáse bien enserio el "al fin"... Estaba muy tentada. Incluso una vez, que no pude ir a un evento de foodtrucks, una amiga me dijo que estaban, y le pedí que me comprara. Ella quiso traerme pero le aconsejaron que no, ya que se remojaría la sopaipilla y no era la idea (me gusta esa sinceridad,  ya que es importante probar el producto en su mejor momento y alejarse del concepto de solo "vender y ganar"). Pero me quedé con las ganas...

Hace un par de fin de semanas, fuimos al evento "Entreruedas" en el Parque Bustamante del 25 al 28 de Agosto. La entrada era gratuita por lo que el gasto solo dependería de lo que quisiéramos comer... Y no me aguanté. Sería el gran momento... Tenía grandes expectativas.

El foodtruck en si, es lindo. Trabajan varias personas (no las conté) pero resulta que en el momento que yo estaba, que fue el día domingo, ya oscuro incluso, el ánimo que tenían estaba mortal aunque ya quedaban las últimas horas de trabajo y debe haber estado cansados. Tiraban la talla y se animaban entre ellos y eso es interesante ya que te hace amena la espera y lo que proyectan, dicho de forma bien sencilla y chilena:  es bacán. 



Me encanta el concepto de tapas y ellos lo hicieron propio. Lo hicieron chileno.
Dos sopaipillas acompañadas de papas rústicas de muy buena calidad y sabor. Dos rellenos. Yo elegí: Wena Negra (Prieta artesanal, pera caramelizada y pimentón rojo asado) y Me Caso (Plateada al carmenere, pebre y palta). 

¿Por cuánto? $4.000.-
¿Estrellas? ¿Del 1 al 7? 8.
¿Sabor? Exquisito.
¿Volverías a comer? Totalmente.


Tenían otros rellenos con nombres muy entretenidos: "Chupalla" (arrollado huaso artesanal y apiopalta), "No se duerma" (camarones al ajillo, chanco fundido y tomate cherri planchado), y también está "Te cagai lo rica" (baguette untado en mermelada de ciruela fricandela, queso cheddar y tocino crispy), y "Salta pal lao" (albóndigas caseras en su salsa, mantecoso fundido y aceituna negra).

La verdad es que lo que yo comí, estaba exquisito. Lo recomiendo y que felicidad que haya valido la pena la espera...

Para mayor información: Encuéntralos en su página http://www.maska.cl y en el instagram @yomasko 

COMO HACER PANITAS Y NO MORIR EN EL INTENTO...

Asumo que no siempre me gustaron, que alguna vez puse cara de terror, pero hoy en día, bien preparadas, me encantan. A mi hija el nombre no le llama la atención para nada y visualmente, le dijimos que era carne... Le encantaron y fueron un éxito. Mi pololo por otro lado, no las puede ni ver, pero por mi y mi poder de convencimiento logré que al menos las probara y no sé si se volvió fanático de este plato, pero al menos se lo comió completo, sin reclamar y sin cara de tragedia, hasta me dijo que estaban ricas... Es un super avance.

El éxito de las panitas a mi gusto, está en el sofrito y en lo húmedas, o secas, que puedan quedar. Cuando quedan secas, la textura se vuelve algo desagradable... Te invito a probar esta receta de estas a veces poco queridas panitas. Son baratas y rápidas de hacer. Vale la pena el intento...



Ingredientes: 
- Agua hervida.
- Panitas (1 bandeja del supermercado).
- Sal.
- Aliño completo y comino (si tienes otra preferencia, adelante)
- Aceite.
- 2 zanahorias (medianas).
- 1 cebolla (mediana).
- Maicena.

Preparación:
Cortar la cebolla en pequeños y finos cubos. A su vez, pelar las zanahorias y rallarlas a una medida media. Sofreír en aceite y aliñar. Una vez que ya están a buen punto las verduras (me gusta que quede bien "fritita"), agregar las panitas y revolver. Agregar un poco de agua y sin dejar de revolver, esperar que se evapore (ojo, no al punto de que empieza a quemar la comida por supuesto) y repetir un par de veces. Una vez que las panitas ya están en su punto, agregar un poco de agua por última vez y espesar con 1/2 cucharada de maicena y espesar. Probar para rematar el aliño. Aliñar en caso de ser necesario. Servir con arroz es una buena opción.

miércoles, 20 de julio de 2016

TACITAS RELLENAS DE VERDURAS

Esta receta ya la he compartido alguna vez, sin embargo, es la reinvención. Todo en la vida se reinventa, ¿cómo una buena receta no lo haría? A mi gusto es sencilla y rápida de preparar, apta para chicos, grandes y medianos. En mi casa fue un hit. Abrí el horno, tomé la foto, parpadee y prácticamente ya no quedaban.

Son una excelente opción para acompañar una carne, a la cual personalmente, le agregaría una salsa de champiñones. Veamos qué tal la receta y si la preparan me cuentan que tal.



INGREDIENTES:
- Masas de fajitas (depende del tamaño es cuantas necesitarás).
- Medio pimentón rojo.
- Medio pimentón verde.
- Medio pimentón amarillo.
- 1 cebolla mediana.
- 1 zanahoria.
- 1 bandeja de champiñones.
- 200ml de crema (1 cajita pequeña)
- Queso (yo usé rallado, pero los invito a que le pongan láminas de queso y ufff...)

PREPARACIÓN:

Lo primero que deben hacer es cortar las masas de fajitas. Yo usé de molde un pocillo y corté los 12 círculos que necesitaba. El resultado es este:



Hecho esto, te sobrarán hartos trocitos de masa, los cuales para no desperdiciar, corté y llevé al horno para dorar. Esto te servirá para la previa del almuerzo. Puedes hacer un sencillo guacamole y será un increíble tentempié. Te dejo unas fotos:


                                                Aquí en la previa del horno, ya cortadas.


                       Horneadas y listas para ser bañadas por un delicioso y amado guacamole.

Sigamos...

Para poner las masitas en los moldes, que en este caso usé de cupcakes, las llevé 20 segundos al microondas. Así se ponen blandas y no hay problema al manipularlas. Ya que a veces, cuando están recién salidas del refrigerador por ejemplo, están más duras y se pueden romper. Enmantequilla previamente los moldes. Debe quedarte algo así:



Hecho eso. Empezamos con el relleno...

Cortar en cuadritos pequeños los pimentones y la cebolla. Rallar la zanahoria bien fina y cortar los champiñones chicos. Llevar todo a un wok con aceite y aliños. Yo usé: sal, aliño completo, comino y pimienta.Revolver bien de vez en cuando y de cuando en vez y mantener a fuego bajito. Mientras haces esto, pon tus masitas en el molde en el horno a unos 150 grados por 10 minutos o hasta que veas que se empiezan a dorar levemente. Esto las hará más firmes y al momento de poner las verduras y llevar al horno, la masa no se humedecerá (cuando esto pasa, se rompen fácilmente).




Cuando las masas ya estén en el estado necesario. Saca del horno y deja reposar mientras terminamos nuestro relleno. Una vez que las verduras están en su punto, huelen increíble y ya te mueres por probar esta receta: agrega la crema. Revuelve y llegó el momento de rellenar. Con una cuchara llena a tope cada una de tus tacitas y espolvorea el queso encima.




Lleva a horno medio durante el tiempo necesario para que el quesito se dore y chachachannnn. ¡Listo!




¿Te gustó? A cocinar y compartir con tus amigos esta receta entonces. Si la preparas, enviame una foto y cuéntame qué tal te fue.

viernes, 22 de enero de 2016

BUDÍN DE ESPÁRRAGOS Y CHAMPIÑONES

Me encantan los champiñones y los espárragos y... ¿Qué mejor que combinarlos? Esta receta la inventé un día que abrí el refrigerador y no sabía que hacer y fue un éxito.


Ingredientes:
- 1 bandeja de champiñones.
- Espárragos.
- 2 huevos.
- 1 taza de leche.
- 1 taza de crema.
- 1 cebolla.

Preparación: 
Pon a cocinar los espárragos para que se pongan blanditos. Yo les corto el tallo para evitar la dureza, además los que utilicé para esta receta eran delgados y no necesitaban tanta cocción. Mientras tanto, cortar y saltear los champiñones en conjunto con la cebolla picada en cubitos. Una vez que ambas cosas estén listas, junta en la olla y agrega la taza de leche y la taza de crema, revuelve hasta empiece a hervir, baja el fuego y agrega los 2 huevos revolviendo rápidamente. Una vez listo, pon en un molde y lleva a horno a 170° hasta que se dore, aprox 15 min y a disfrutar...

¿Te gustó? Comparte y comenta!

martes, 8 de diciembre de 2015

CAFÉ MATTE

Me encanta la vida de barrio. He vivido toda mi vida en Providencia y algo en Ñuñoa y me encanta. Cuando recién nací mis papás vivían por Simón Bolívar con Carlos Aguirre Luco y al poco tiempo, nos fuimos a Diego de Almagro con Suecia, viví un tiempo en Tomás Guevara con Amapolas y ahora estoy viviendo en Los Leones con Pedro Lautaro Ferrer. Si se fijan, el mapa de mi historia de vida inmobiliaria no es muy grande y por lo general, ha estado rodeado de vida de barrio.

Con mi pololo, Francisco (somos muy originales en cuanto a nombres) andamos mucho en bicicleta y nos encanta subirnos, pedalear y que la meta sea un lugar que nos acoja en los momentos de calor o incluso de frío. Nos gusta comer, no lo podemos evitar. Como me encanta instagram y tengo mi blog, me gusta estar pendiente de los lugares que se hablan en redes sociales y hubo una foto que me mató, una ubicación que me tincó y un ratito libre que nos llevó directo a este lugar: Café Matte. Ubicado en la calle Jorge Matte esquina Eliecer Parada, se encuentra este lugar que abre desde las 9 de la mañana hasta las 21.30hrs.


Es una cafetería y emporio que tiene cosas lindas y además, ricas. Me encantan los detalles y que la galletita que venía en mi café helado haya sido tipo barquillo pero redonda y de lo más casera style, me encantó.


Mi sandwich era delicioso, el pan estaba realmente exquisito y el quiche que comió Francisco era generoso y muy sabroso. Me hubiese gustado un pichintún más de varieté en cuanto a los sandwich pero se compensa con que hay harto para elegir en cuanto a la pastelería. Como pueden ver en las fotos, da gusto comer aquí de lo lindo que es. Y si a eso se le suma que es sabroso... Mejor.

 


Es un lugar al que sin duda volvería a ir... Tienen varios productos para vender , hasta unas libretitas hermosas. El espacio es lindo, el entorno tranquilo y luego de tu desayuno/almuerzo/hora del té, puedes ir a caminar por el barrio disfrutando de la vida.

Cuando quise aclarar algunas dudas del café, hablé con Lucas, quien fue súper amable. Se dio el tiempo de contarme detalles del café, de hablarme de los productos y hasta nos invitó un cafecito que estaba delicioso.


Encuentro de suma importancia esos detalles, si alguien se interesa por un lugar, no hay nada peor que no te den la atención, ya que uno no quiere molestar, quiere ayudar, opinar, destacar y muchas veces, compartir.

Los invito a conocer este lugar...
No se arrepentirán <3