Anuncios

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 julio 2014

PANKO Sushi.

Hace un tiempo se instaló en el corazón de Barrio Lastarria, Panko. Un pequeño lugar donde se mezclan varios adjetivos, entre ellos, los que más destacan son calidad y originalidad. 
Junto con una amiga, que apenas lo probó se hizo fan, fui a conocer este lugar. No les miento si les digo que todo lo que probé me gustó. Si te sientas en la barra, puedes conversar con el chef, Danielle Rondanelli, quien te va explicando los diferentes procesos de los rolls que prepara. Gracias a el, aprendí la importancia del arroz y su temperatura en el sushi. 
 
 
Una cocina totalmente Nikkei, que va de la mano de la fusión de los inmigrantes japoneses con la cocina tradicional peruana. Entre sus ingredientes podemos encontrar queso parmesano, leche de tigre, camote frito, lomo, papas hilo, entre otros, y los más tradicionales, camarón, salmón, palta, etc. En cuanto a precios, es proporcionalmente directo al sabor y la calidad de lo que comerán.  Es un pequeño lugar que vale la pena conocer totalmente.





He ido dos veces y ambas he salido feliz. Según Danielle, los rolls estrella son el lomo saltado y el acebichado. Mi favorito ha sido el veggie roll, que es exquisito. Tiene queso crema, verduras salteadas y es envuelto en palta. Es tremendo. El ebi tempura también rico, sabrosísimo. Y para que hablar del acebichado, es una tremenda opción, la leche de tigre que lleva es buenísima. No hay postres pero por lo general no son necesarios, ya que quedas con los rolls quedas satisfecho. Tienen jugos naturales, vinos, bebidas y cervezas. Además, la atención es bastante personalizada, por si fuera poco. Pedimos 3 rolls y Danielle los dividió en 3 platos iguales, así nadie peleaba.

Me encanta Panko, lo recomiendo totalmente. 

Panko lo pueden encontrar en José Victorino Lastarria #53, Santiago. Y en facebook pinche aquí.

17 julio 2014

Gourmet: Su nueva línea de productos y queques de naranja.

Gourmet (Encuentran la marca aquí en Facebook) tuvo la tremenda amabilidad de enviarme su nueva línea de productos de pastelería, los cuales están increíbles. Además, me enviaron otros productos que están buenísimos también. Como dato freak: Mi mamá fanática del pisco sour, usó el sour mix y le encantó. No todas las marcas valoran la presencia de estar en blogs como este, yo en Gourmet, he encontrado espacios y ayuda, más de alguna vez, lo cual se agradece enormemente.


En la nueva línea de productos pueden encontrar de todo: Glaseados, merengue, colorantes, kits para cupcakes, glaseado en lápices y distintas decoraciones. Tengo en mi poder varios de estos productos, los cuales iré probando y utilizando en distintas recetas para que puedan ver los usos.


Lo primero que probé fueron las blondas del kit de cupcakes. Son de princesa, son bastante delgadas lo que facilita el desmolde del quequito. Son muy lindas y vienen para hacer 24. Las perlitas y las decoraciones de princesa las guardé para una ocasión especial. También utilicé el glaseado de chocolate, que se puede hacer frosting incluso. Como quería terminar rápido, me fui por lo sencillo y decoré los queques con glaseado, que lo tendrán listo con solo agregar un poco de agua. Como había que darle un toque bonito a los queques, utilicé las decoraciones que me enviaron. Es un envase en el que vienen 4 tonos de azúcar diferente y son un toque increíble.
 
 
Ingredientes:
- 2 tazas de harina.
- 1 taza y media de azúcar.
- 2 cucharaditas de polvos de hornear.
- 100 gramos de mantequilla (No se compliquen con las medidas, en los envases viene marcado, guíense por eso)
- Esencia de vainilla, cantidad a gusto.
- Ralladura de naranja (La cantidad que quieran)
- 1/2 taza de leche.
- 1/2 taza de jugo de naranja.
- 2 huevos.
- Glaseado de chocolate Gourmet.
- Blondas para cupcakes del kit Gourmet.
- Azúcar de colores Gourmet.
 
Preparación:
Batir la mantequilla junto con las tazas de azúcar. Una vez que se mezclen, agregar los huevos. Posterior a esto agregar de golpe el harina y los polvos de hornear. Para finalizar, agregamos la leche, el jugo de naranja, la ralladura y la vainilla. Ponemos las blondas en los moldes y rellenamos dejando un dedo sin mezcla. Llevamos a horno medio durante unos 30 minutos o hasta que se doren levemente. Para finalizar, preparamos el glaseado, los ponemos por encima de nuestros queques y antes de que se seque, espolvoreamos el azúcar.
 
¡Y listo! ¿Qué sencillo verdad?... ¡A disfrutar!

Café IntegraTé

Tengo la suerte de vivir en el corazón de Providencia, además, tengo un grupito de amigas que si bien no viven al lado, viven bastante cerca, por lo que nos movemos mucho por el barrio y así hemos ido conociendo distintos cafés, restaurants, etc.
 
Soy fanática de salir a caminar y de comer, podrán deducirlo, así que soy feliz probando lugares buenos y nuevos en algunos casos, como lo es este café, ubicado en El Aguilucho #3280. Si no me equivoco, IntegraTé tiene aproximadamente un poco más de 3 meses.
 

La primera vez que fui, fue a la hora de almuerzo, así que con mi amiga Belén, tomamos unos ricos jugos naturales, que estaban bastante buenos y unos wraps. El mío llevaba queso crema, salmón, lechuga y ciboulette. Venían 2 y el plato costaba $2.800, lo que no encuentro caro. Estaban fresquitos y sabrosos. Belén pidió uno similar pero con pollo. No lo probé, pero según ella y al ver el plato vacío, parecen que estaban bien buenos.
 


 
Para el postre, yo no daba más, pero mi amiga pidió un Cheesecake de frambuesa. Yo amo lo dulce, me declaro una fanática, pero el cheesecake, no es lo mío. Cuando llegó el postre, nos dimos cuenta que era una buenísima porción, así que tenía que ayudar a mi amiga en esa misión y lo probé...¿Y saben? Me encantó, lo pediría feliz. Estaba muy fresco, muy sabroso, una maravilla. Le gana a los wraps.
 
 
Me comentaron que las medias lunas salían mucho. Habrá que probarlas.
 
Ese día que fui, me hablaron de una torta de tiramisú y ese, es mi postre favorito. Por lo tanto, a los días, volví al café con otra amiga. Ella pidió una torta de manjar nuez que estaba muy buena, a ella le encantó. Yo, pedí la torta de tiramisú por supuesto. El relleno estaba tremendo, muy rico, el bizcocho no sé, un poco seco, le faltaba humedad, quedó en deuda la torta conmigo, pero la perdono por el cheesecake, que fue un hermoso hallazgo para mi.
 
 
En Facebook pueden encontrar este café AQUÍ.

11 julio 2014

La Tranquera, Barrio Italia.

La Tranquera es una empresa familiar que remonta sus inicios al 1960. Ubicada en Barrio Italia, Av. Italia #1294, es reconocida por sus empanadas y su tremenda calidad.


Fuimos con mi amiga Isidora a almorzar, pero no empanadas, si no que la opción fue la colación. La verdad es que por precio ($3.000.-) suena increíble: Fondo, sopa o ensalada, postre y café. Sin embargo, parece que no elegimos buen día, porque probamos el puré con la suprema de pollo y sinceramente hubiese sido mejor solo tomarnos el jugo que estaba increíblemente rico y los postrecitos que pedimos, porque de ese puré de caja no quiero ni hablar.

 

Respecto a lo que tomé, el jugo de chirimoya estaba increíblemente rico.  Había solo una garzona, quien por lo demás me respondió "vaya a verlos a la vitrina" cuando le pregunté por la variedad de postres pequeños que trabajan. No fue una respuesta acertada me parece, no era lo que esperaba escuchar sinceramente y eso que no soy exagerada en cuanto a la atención.
 

 
Probé 2 postres pequeños, que su valor es de $990.- Tiramisú y 3 leches, ambos muy buenos. El tiramisú fue mi favorito, el 3 leches me hostigó un poco pero tengan en cuenta que ya había comido tiramisú también. Muy sabrosos y muy frescos. Pienso en ese tiramisú y se me hace agua la boca.
Tienen terraza, para los fumadores y amantes del poco y nada sol de invierno que hay algunos días.

10 julio 2014

CAFÉ CAPRI

Esta cafetería ubicada en Mosqueto #434 fue nuestra opción a la hora de almuerzo por el barrio Bellas Artes. Teníamos dos opciones, pegada una cafetería a la otra, sin embargo este lugar nos llamó más la atención. Ahora les cuento mi experiencia junto a mis amigas...
 
 
Cuentan con menú todos los días, que incluye entrada, plato de fondo y bebida mini, por $3.800. El día que fui con mis amigas había pastel de choclo y estaba buenísimo. Lo que no me gustó, es que pedimos un sándwich de ave palta y venía sin gracia, el pan hasta parecía recalentado, de aspecto se veía bien pero al comerlo dejaba mucho que desear. Además, puedo agregar también que la crema de zapallo era muy aguada, le faltaba más textura.
 


 
 
Tienen varias opciones dulces en el menú y el espacio es bastante agradable, junto con que además te ponen pancito con una salsa muy rica y los jugos son sabrosos.