domingo, 23 de diciembre de 2012

Galletas Navideñas

Definitivamente siento que en un abrir y cerrar de ojos llegamos a esta época del año. 
Navidad significa amor, paz, familia y aun que algunos digan que no es la esencia (y estoy de acuerdo), también significa regalos. 
Los regalos por lo general están sobre valorados, el más grande, el más caro o el más bonito, es el mejor y sinceramente creo que no es así. Al final son cosas que podemos comprar en cualquier época del año y que no representan nada, solo una billetera gorda o muchas cuotas jajaja.
Los regalos hechos con amor y con las manos son los más bonitos, es verdad que algunas personas no tienen ese don artístico pero hoy les traigo la solución, fácil de hacer para todas las manos, con dones y sin dones artísticos, y deliciosa para todas las panzitas. Unas galletas decoradas en un bonito envase tal vez no sean el regalo más caro ni más original, pero si es un presente: presente en mi corazón, en mi mente y en mi preocupación de recordarte esta navidad que te quiero. Que bonito darle un significado así ¿O no?


Las galletas típicas de navidad suelen ser jengibre, pero que la gastronomía me perdone, pero yo las encuentro muy malas, no son de mi gusto para nada, así que compartiré una receta un poco diferente con ustedes pero sencilla de hacer.

Ingredientes:
- 2 tazas de harina. (Con o sin polvos de hornear)
- 3/4 de taza de mantequilla. (Sin sal)
- 1 cucharadita de vainilla.
- 1/2 cucharadita de bicarbonato.
- 1 taza de nueces picadas. (A mi me gusta bien picadas pero depende de ti)
- 1 paquete de queso crema. (Recomiendo si o si philadelphia, no he probado otro)
- 2 tazas de azúcar flor. (Por separado)

Preparación:
Mezclar el queso crema, la mantequilla y el azúcar con batidora hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Ahora debes agregar la vainilla, el bicarbonato, las nueces y la harina y mezcla bien. Ahora lleva la masa al refrigerador durante 1 hora aproximadamente. Una vez pasado el tiempo, estira la masa con la ayuda de un uslero en la mesada previamente enharinada. Cuando esté estirada con ayuda de los moldes corta tus galletas y ponlas en la lata del horno enmantequillada, deja espacio entre las galletas de 1 centímetro aprox. y lleva a horno precalentado a 180º durante 20 minutos o hasta que estén levemente doradas. Saca del horno, deja enfríar* y decóralas con azúcar flor, chocolate o glacé.

*No es necesario dejarlas enfríar pero yo prefiero hacerlo así. 

2 comentarios:

  1. son blandas o crujientes?

    ResponderEliminar
  2. Fran quería saber si a esta receta le puedo agregar jenjibre?

    ResponderEliminar