martes, 8 de diciembre de 2015

CAFÉ MATTE

Me encanta la vida de barrio. He vivido toda mi vida en Providencia y algo en Ñuñoa y me encanta. Cuando recién nací mis papás vivían por Simón Bolívar con Carlos Aguirre Luco y al poco tiempo, nos fuimos a Diego de Almagro con Suecia, viví un tiempo en Tomás Guevara con Amapolas y ahora estoy viviendo en Los Leones con Pedro Lautaro Ferrer. Si se fijan, el mapa de mi historia de vida inmobiliaria no es muy grande y por lo general, ha estado rodeado de vida de barrio.

Con mi pololo, Francisco (somos muy originales en cuanto a nombres) andamos mucho en bicicleta y nos encanta subirnos, pedalear y que la meta sea un lugar que nos acoja en los momentos de calor o incluso de frío. Nos gusta comer, no lo podemos evitar. Como me encanta instagram y tengo mi blog, me gusta estar pendiente de los lugares que se hablan en redes sociales y hubo una foto que me mató, una ubicación que me tincó y un ratito libre que nos llevó directo a este lugar: Café Matte. Ubicado en la calle Jorge Matte esquina Eliecer Parada, se encuentra este lugar que abre desde las 9 de la mañana hasta las 21.30hrs.


Es una cafetería y emporio que tiene cosas lindas y además, ricas. Me encantan los detalles y que la galletita que venía en mi café helado haya sido tipo barquillo pero redonda y de lo más casera style, me encantó.


Mi sandwich era delicioso, el pan estaba realmente exquisito y el quiche que comió Francisco era generoso y muy sabroso. Me hubiese gustado un pichintún más de varieté en cuanto a los sandwich pero se compensa con que hay harto para elegir en cuanto a la pastelería. Como pueden ver en las fotos, da gusto comer aquí de lo lindo que es. Y si a eso se le suma que es sabroso... Mejor.

 


Es un lugar al que sin duda volvería a ir... Tienen varios productos para vender , hasta unas libretitas hermosas. El espacio es lindo, el entorno tranquilo y luego de tu desayuno/almuerzo/hora del té, puedes ir a caminar por el barrio disfrutando de la vida.

Cuando quise aclarar algunas dudas del café, hablé con Lucas, quien fue súper amable. Se dio el tiempo de contarme detalles del café, de hablarme de los productos y hasta nos invitó un cafecito que estaba delicioso.


Encuentro de suma importancia esos detalles, si alguien se interesa por un lugar, no hay nada peor que no te den la atención, ya que uno no quiere molestar, quiere ayudar, opinar, destacar y muchas veces, compartir.

Los invito a conocer este lugar...
No se arrepentirán <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada